Dolores de espalda en el embarazo

Es muy importante tener un buen estado físico duranrte el embarazo, la natación, la yoga y las caminatas son muy recomendables en este período de gestación, pero siempre surgen inconvenientes especialmente en la espalda cuando los dolores se asentúan.

Los dolores de espalda son consecuencia de los cambios que se producen en las articulaciones y los ligamentos que se aflojan. Para prevenir estos dolores lo mejor será caminar, realizar yoga, gimnasia, natación, ejercicios de elongación.

Continue reading “Dolores de espalda en el embarazo”

Como repartir las comidas en tu dieta

El reparto calórico en las diferentes comidas se verá condicionado por la vida social, laboral y familiar que llevemos.

Cada persona seleccionará los mejores horarios posibles en base a su disponibilidad, aunque siempre debemos encontrar recursos para poder respetar las siguientes premisas:

Realizar 3 comidas principales y 2 o 3 pequeñas.

Establecer un máximo de 3-4 horas entre cada comida.

Que nunca aparezca la sensación extrema de hambre.

La distribución adecuada de estas seis comidas a lo largo del día debería ser de más a menos, es decir,la comida con mayor aporte calórico en el desayuno y la más ligera en la cena, antes de acostarse. Esto tiene su fundamento en que al levantarnos, después de las horas de sueño, la química está en su mejor momento para digerir, absorber y utilizar una cantidad máxima de nutrientes y calorías necesarias para el gasto energético y desarrollo muscular. Según progresa el día, la producción corporal de enzimas, así como el metabolismo, tienden a ser más lentos. Por otra parte, si realizamos una comida copiosa antes de acostarnos, no utilizaremos la mayor parte de los alimentos, los cuales pasan a formar parte del tejido adiposo de reserva.

Continue reading “Como repartir las comidas en tu dieta”

Como repartir las comidas en tu dieta

El reparto calórico en las diferentes comidas se verá condicionado por la vida social, laboral y familiar que llevemos.

Cada persona seleccionará los mejores horarios posibles en base a su disponibilidad, aunque siempre debemos encontrar recursos para poder respetar las siguientes premisas:

Realizar 3 comidas principales y 2 o 3 pequeñas.

Establecer un máximo de 3-4 horas entre cada comida.

Que nunca aparezca la sensación extrema de hambre.

dieta

La distribución adecuada de estas seis comidas a lo largo del día debería ser de más a menos, es decir,la comida con mayor aporte calórico en el desayuno y la más ligera en la cena, antes de acostarse. Esto tiene su fundamento en que al levantarnos, después de las horas de sueño, la química está en su mejor momento para digerir, absorber y utilizar una cantidad máxima de nutrientes y calorías necesarias para el gasto energético y desarrollo muscular. Según progresa el día, la producción corporal de enzimas, así como el metabolismo, tienden a ser más lentos. Por otra parte, si realizamos una comida copiosa antes de acostarnos, no utilizaremos la mayor parte de los alimentos, los cuales pasan a formar parte del tejido adiposo de reserva.

Continue reading “Como repartir las comidas en tu dieta”

¿Cómo evitar los dolores de espalda?

Las malas posturas, el estrés o el cargar con pesos inapropiados pueden colaborar con los terribles dolores deespalda, una serie de ejercicios de espalda pueden colaborar para que se mejore la postura física y tonifiquen los músculos de la espalda.

Con tres series de 10 repeticiones de estos ejercicios y con un breve descanso de 10 segundos entre cada una de ellas, serán beneficiosos para tu dolor de espalda.

  • En posición de pie y la espalda contra la pared, si es preciso se puede bajar un poco la esplada y los pies ubicarlos más adelante.
  • Igual ejercicio pero acostado boca ariba y con las rodillas flexionadas, los brazos por detrás del cuello afirma tu espalda y la cintura contra el piso y en forma sincrónica contrae los músculos de adbomen.
  • Acostada boca abajo une tus manos por detrás de la cintura, dirigir los hombros hacia atrás, uniéndo los omóplatos entre sí, estirar suavemente la cabeza.
  • Se puede realizar este mismo ejercicio pero en posición de sentada con el cuerpo levemente hacia adelante.
  • En posición de sentada o de pie unir las manos por detrás de la nuca, la cabeza levemente flexionada y dirigir los codos hacia afuera.